Dirección

Ctra. Córdoba – Málaga, Km. 77 | 14900 Lucena (Córdoba) · Spain

Horario

L a V de 8:00h a 15:00 h

Tipos de energías renovables para usar en nuestra vivienda

Tipos de energías renovables para usar en nuestra vivienda

Cada vez son más las familias que se decantan por las energías alternativas, con el objetivo de consumir de forma más sostenible y responsable, disfrutar de una cierta autonomía e independencia energética, y por supuesto también para conseguir que las facturas de energía se reduzcan a final de mes. Es por ello que en esta ocasión vamos a analizar los diferentes tipos de energías renovables que se pueden instalar en una vivienda, destacando sus particularidades y analizando cuál de ellos puede ser más interesante en función de las necesidades de cada hogar.

Todos los tipos de energías renovables que puedes instalar en tu hogar

Vamos a empezar enumerando los cinco tipos de energías renovables principales que son los siguientes:

Energía eólica

Uno de los tipos de energías renovables más interesantes a día de hoy es la energía eólica, la cual se basa en la instalación de un aerogenerador que, a partir de del movimiento producido por el viento, nos permite obtener energía eléctrica.

Actualmente existen modelos para cubrir todas las necesidades, desde diseños pequeños para generar unos cuantos vatios diarios, hasta incluso grandes aerogeneradores con la capacidad de producir miles de vatios diariamente.

Se trata de un aparato que requiere una inversión bastante baja, y que comienza a producir desde el primer día, con la particularidad de que en este caso va a producir tanto durante el día como durante la noche siempre y cuando haya un mínimo viento.

Energía fotovoltaica

La energía fotovoltaica es sin duda la alternativa más solicitada, ya que se trata de instalaciones que requieren de baja inversión y se amortizan rápidamente, además de que ofrece la posibilidad de realizar una instalación autónoma o conectada a la Red:

  • Instalación autónoma: es aquella que está desconectada de la Red, de manera que precisa de baterías para poder almacenar la energía eléctrica en los momentos en los que los paneles no están produciendo. Permite desconectarse por completo y eliminar la factura eléctrica mensual.
  • Instalación conectada a la Red: se trata de la instalación diseñada como apoyo al consumo, de manera que el usuario estará consumiendo su propia energía mientras haya radiación, y cuando la instalación deje de producir en los días nublados o durante la noche, se absorberá energía de la Red eléctrica. Este sistema se utiliza para reducir la factura eléctrica cada mes.

Tanto las instalaciones autónomas como las instalaciones conectadas a la Red, son ideales para combinar con la energía eólica, ya que de esta forma se consigue producir energía incluso en los momentos en los que los paneles solares ya no reciben la radiación suficiente.

Energía térmica

La energía térmica es una solución que permite obtener agua caliente sanitaria (ACS), calefacción y climatización de piscinas, lo cual puede hacer a partir de tres sistemas que son:

  • Captador plano: se trata de un panel plano similar al fotovoltaico, en cuyo interior hay un fluido que será el que absorberá el calor para pasarlo posteriormente a la instalación.
  • Tubo de alto vacío: se trata de un panel conformado mediante tubos que contienen en su interior el fluido caloportador.
  • Polipropileno: es una versión del tubo de alto vacío, y en esta ocasión se trata de una sucesión de tubos que están forrados con polipropileno. Habitualmente se utilizan para la climatización de piscinas.

Es importante tener muy en cuenta que para poder disfrutar del máximo confort y disponer siempre de agua caliente para los diferentes usos, es necesario combinar estos equipos con un acumulador que incorpore en su interior una resistencia eléctrica, la cual puede estar alimentada a través de energía fotovoltaica y energía eólica.

Geotermia

La geotermia es un sistema que permite intercambiar el calor entre el interior y el exterior de la tierra.

Permite producir ACS, calefacción y refrigeración, lo cual consigue mediante un equipo asistido por una bomba que trasladará un fluido caloportador hacia el interior de la tierra.

Cuando estamos en meses de calor, el interior de la tierra está más fresco que la superficie, con lo cual traslada calor desde esta superficie hacia el interior, con lo que se refrigeran las estancias, mientras que durante los meses de frío, el interior de la tierra está más caliente que la superficie, con lo cual hace el movimiento contrario, que es el de subir el calor a la superficie, pudiendo ser utilizado como calefacción o para calentar agua.

Aerotermia

Se trata de un sistema que permite aprovechar el calor del aire para convertirlo en agua caliente sanitaria, calefacción o refrigeración.

Este es un equipo que dispone de un compresor que será el que se encargue de extraer o introducir el calor en la vivienda, con la ventaja de que consume poca energía eléctrica, puede ser asistido por una combinación de fotovoltaica y eólica y hace uso de un recurso ilimitado que es el calor que se encuentra en el aire, con lo cual es también una energía sostenible y más ecológica.

¿Cuál es la energía alternativa que más me conviene instalar?

La elección de una u otra alternativa es algo muy personal, y es que, tal y como podemos observar, los diferentes tipos de energías renovables se adaptan a las muy distintas necesidades de cada hogar.

En este sentido, lo más habitual es instalar una combinación de energía fotovoltaica con energía eólica, ya que la inversión es bastante asequible teniendo en cuenta que vamos a obtener fantásticos resultados desde el primer minuto, lo que básicamente quiere decir que lo vamos a amortizar en un plazo de tiempo muy corto.

La energía fotovoltaica es un recurso ideal para obtener energía eléctrica a partir del sol, pero tiene un impedimento que es el hecho de funcionar tan sólo durante las horas del día en las que recibe una radiación suficiente, lo cual significa que precisamos de un buen almacenamiento si queremos realizar una instalación autónoma o, en el caso de que permanezcamos conectados a la Red, empezaremos a absorber energía de ella en el mismo instante en el que los paneles dejen de producir energía.

Sin embargo, la energía eólica está llamada a cubrir en esos momentos en los que no hay radiación solar suficiente, ya sea durante la noche, en días en los que está nublado o lloviendo y por supuesto también al salir y ponerse el sol, lo que permite favorecer la instalación de sistemas completamente autónomos.

Es por ello que la fotovoltaica con la energía eólica son los dos tipos de energía renovables que mejor combinan, pudiendo de esta forma funcionar de manera completamente autónoma y sin la necesidad de realizar grandes inversiones en baterías para el almacenamiento de la energía.

Sin embargo, no debemos olvidar que estos tipos de energías renovables también se pueden combinar con la energía térmica, con la geotermia y con la aerotermia, de manera que se logra alcanzar el máximo nivel de confort en el hogar, y con la tranquilidad de saber que la factura a final de mes será mínima o incluso inexistente si optamos por la instalación autónoma.

Compartir

error: Contenido protegido